viernes, 19 de julio de 2013

A weekend in Stockholm

A friend is visiting Stockholm for a weekend, also called for it beauty the "Venice of the North". The tour usually starts in "Gambla Stan", the old town that keeps buildings and streets from the fifteenth century with a clear Scandinavian spirit. The Royal Palace is awesome, and the morning guard shift is one of the most traditional events in the city. It is worth having a walk around its well-preserved medieval streets and visit the Cathedral, the Stock Market and the typical shops and restaurants.

From Gambla Stan, there is a magnificent walk through the canal to the north into Norrmalm: the Royal Opera, the Grand Hotel (where the Nobel Prize winners are hosted), Operakällaren (exceptional traditional restaurant), and other beautiful buildings, Gustav Adolfs Torg and Kungsträgården, a beautiful garden, the most lively green space in the city.

A longer walk to the east leads to Djurgården, where we find the Vasa Museum, the most visited museum in Sweden, dedicated to a wreck that occurred just outside the harbor on the maiden voyage in 1628. Also here is Skansen, the world's oldest outdoor museum including  a zoo, traditional Swedish craft exhibitions, restaurants, etc.

Heading west from Gambla Stan, you find the City Town Hall where the Nobel Prize Annual ceremony  takes place. Further away you can go for a walk in Norr Mälarstrand,  where you can have a coffee in a nice café and sunbathe in the hot summer days.

Southern Stockholm has become trendy in recent years, representing the  bohemian area, and of course, where you find the "house of Mikael, Lisbeth´s favorite bar ..." so, the neighborhood where the famous trilogy by Stieg Larsson Millennium develops.

If your stay is extended beyond a weekend, it is worth visiting the university town of Uppsala, the Drottningholm Palace (in the style of Versailles) and Mariefred and the Gripsholm CastleThere are tourist boats that reach Mariefred, and you get the chance to enjoy magnificent sights from the archipelago.

The best time to visit Stockholm with good weather is from May to September, although I would recommend to always have a raincoat handy. The end of June, around midsommar, offers the most festive face of the city. Also, during the month of December, you find the traditional Christmas market in Gambla Stan where you can buy the typical Nordic Christmas decorations. There are a wide range of restaurants where you can try Swedish food and the famous SmörgåsbordIf you have the chance, Stockholm will not disappoint you. Bon voyage, my friend!

viernes, 5 de julio de 2013

Un fin de semana en Estocolmo

Unos amigos van a pasar un fin de semana en Estocolmo. La verdad es que no es mucho tiempo para visitar la "Venecia del Norte", situada sobre catorce islas en el marco de un bellísimo archipiélago, pero escribo estas líneas con algunas recomendaciones para el fin de semana. 


La clave para poder disfrutar del fin de semana es elegir un hotel bien situado. Mi recomendación es el At Six, que en el mapa está señalado con un punto rojo, muy céntrico y cerca de Gambla Stan, el casco antiguo. At six (https://hotelatsix.com/).

Respecto a otros hoteles, os podéis alojar en la cadena Scandic que tiene varios hoteles de 4 estrellas en Estocolmo, Hay otros hoteles que ofrecen una excelente calidad

Nobis (http://www.nobishotel.se/) ubicado más lejos de la parte antigua pero más cerca de la parte comercial y de discotecas (Stureplan)


Grand Hotel (https://www.grandhotel.se/en) donde se alojan los premios Nobel durante su estancia para asistir a la ceremonia de entrega.

El recorrido empieza normalmente en "Gambla Stan" (1), que es la zona favorita de los turistas. Conserva edificios y calles del Siglo XV formando un maravilloso conjunto de espíritu marcadamente escandinavo. El Palacio Real es imponente, y el cambio de guardia matinal es uno de los espectáculos más típicos de la ciudad. Merece la pena pasear sus calles medievales muy bien conservadas y visitar la Catedral, la Bolsa, las plazas y los distintos comercios de todo tipo.

Desde Gambla Stan, hay un magnífico paseo atravesando el canal hacia el norte, adentrándose en Norrmalm o zona centro (2).  Paseando por la orilla se disfruta de la Opera Real, el Grand Hotel (donde se alojan los galardonados con el premio Nobel), Operakällaren (excepcional restaurante), y otros bellos edificios hasta llegar a la plaza de Gustav Adolfs Torg. Cuando el casco antiguo se quedó pequeño, el ensanche de la ciudad se produjo de forma natural hacia esta zona. Aquí se encuentra el jardín de Kungsträgården que constituye el espacio verde más animado de la ciudad, equivalente a nuestro Retiro madrileño.

Un paseo más largo hacia el este nos lleva a Djurgården (3), donde se encuentra Vasamuseet, el museo más visitado de Suecia, dedicado a un barco hundido nada más salir del puerto en su viaje inaugural en el año 1628. También aquí se encuentra Skansen, el museo al aire libre más antiguo del mundo, que tiene un zoo de fauna sueca, el mueso de Abba, el parque de atracciones, muestras de artesanía tradicional, restaurantes, mercadillo, etc. 

Si desde Gambla Stan nos dirigimos hacia el oeste, podremos visitar el Ayuntamiento donde se celebra la ceremonia de entrega de los premios Nobel. A continuación se encuentra Kungsholmen (4) y Norr Mälarstrand, y pegado a la orilla del archipiélago hay un precioso paseo entre la naturaleza donde se pueden encontrar típicas cafeterías y lugares en los que tomar el sol en los días calurosos de verano.

El sur de Estocolmo, Sódermalm (6) se ha puesto de moda en los últimos años, representando la zona más bohemia, y por supuesto, donde se encuentran "la casa de Mikael, el bar preferido de Lisbeth..." en definitiva, el barrio donde se desarrolla la famosa trilogía de Stieg Larsson, Millennium.

Si la estancia se alarga más allá de un fin de semana, merece la pena visitar la ciudad universitaria de Uppsala, el palacio de Drottningholm (al estilo de Versalles) y Mariefred donde se encuentra el castillo de Gripsholm. Hay barcos turísticos que llegan hasta Mariefred y dan la oportunidad de disfrutar de las vistas de la ciudad desde las aguas del archipiélago.

La mejor temporada para visitar Estocolmo con buen tiempo se extiende desde mayo hasta septiembre, aunque siempre hay que lleva un chubasquero a mano. A finales de junio se celebra el midsommar, solsticio de verano, que ofrece la cara más festiva de la ciudad. Durante el mes de diciembre se monta en Gambla Stan un mercadillo navideño tradicional muy popular en el que se pueden comprar los adornos navideños tradicionales. La oferta culinaria es amplia, e incluye el famoso Smörgåsbord que mezcla los sabores más típicamente suecos. 

En relación a los restaurantes, para una celebración especial tengo dos recomendaciones de restaurantes clásicos en Gambla Stan.

Gylene Freden (http://www.gyldenefreden.se/) elegante restaurante desde 1772 en el que personajes de la cultura sueca han comido frecuntemente. ($$$)


Fem små hus (http://femsmahus.se/) clásico restaurante con lo mejor de la cocina sueca con un toque francés en el centro de Gambla Stan ($$$)

Magnus Ladulås (http://magnusladulas.se/) restaurante en una cueva con un ambiente muy agradable y buena comida sueca en Gambla Stan ($$)


Ardberg (http://www.ardbegembassy.se/) restaurante de tipo pub en el que se puede tanto cenar como tomar una copa ($$).

Si tenéis la oportunidad, Estocolmo es una visita que no os va a decepcionar. ¡Buen viaje amigos!